30 ene. 2007

Ruega por ellos


Me pregunto quién será el fogonero que encienda y apague ese farol de 8.650.000 trillones de watts (vamos, hasta suena científico el dato). Quizá simplemente sea un trabajo rutinario que consista en manipular un interruptor. Quién sabe, dos opciones: on y off. Juego de niños.

El girasol o mirasol es una flor astronómica. Este sabueso fiel sigue a su dueño desde el alba hasta la noche. No le quita la mirada de encima, esa mirada cíclope que lo caracteriza. Hasta podría decirse que está en las buenas y en las malas.

Si bien fue invento de Dios, no he escuchado ninguna mención biblica de su existencia. ¿Acaso Dios se volvió en su contra! Acaso no pudo aceptar que su creación lo haya abandonado por un sentimiento panteista; que haya seguido al gran becerro de oro: al astro rey (no, no es Maradona). Desterrado del cariño divino, el girasol vive en un mundo que no es el suyo, al igual que tantos otros. No es de la tierra, sino del Sol. Es así que durante las mañanas se levanta a escuchar el pregón del Maestro de los mechones dorados.

¿Qué misión tendrán encomendada? ¿Protegernos de la guerra petrolífera?

Santo Bio Diesel,
ruega por ellos.

8 comentarios:

EL PRESO CRÁTICO dijo...

Ja. Te has tornado muy metafísico e intelectual. Está bien. Es un camino y lo haces bien.
Me gusta el toque de Humor culto.
Ja.

J. dijo...

Mirada cíclope. Mola

Van Gogh se acordó de ellos. Le ponen a uno la piel de gallina. Emocionan de veras.

Sick Boy dijo...

Por favor, es evidente, para cualquier mente racional, que los girasoles no están en la tierra colocados por un "Dios". ¡Es el Siglo XXI! ¿Cómo puede alguien todavía creer eso?

No, los girasoles fueron plantados en la tierra hace 65 millones de años por los Tau, antigua raza de un planeta pequeño de Alpha Centauro (más exactamente, de Dxun, una luna que circunda dicho planeta) como mecanismos de espionaje en nuestro planeta. Antiguamente seguían la órbita de Dxun, enviando la información a sus maestros extraterrestres.
Sin embargo, como todos sabemos, Dxun estalló hace 45 millones de años en un experimento de los científicos Tau ("¿Y si metemos una bomba brasilera adentro de ese volcán?"), por lo que los girasoles realizan cada día un vano barrido sónico por las estrellas, buscando la ubicación de su planeta de origen, sin saber que sus creadores no existen más...

Pobres, pobres girasoles...

anonetoy dijo...

Sick boy, un día quemaré tus libros de Asimov. ¡Lo juro por el dios Tau-tológico!

pUbLiFrEaK dijo...

Anonetoy!

Hace mucho tiempo q no t visitaba. Veo q t fumaste un girasol y t pusiste a escribir un rato, jaja.

Salú!!! techero!

P.D.: Me encantan las semillas de girasol con soja, mmm...deliciosas!

eresfea dijo...

Te pones muy quisquilloso con las menciones bíblicas, pero por el tono estás leyendo a Coelho (confiesa...).
Tampoco hay menciones a la tortilla de patatas, al tomate, o, ¡pasmate!, a Buenos Aires.
(Y nos va bien).

P@blo dijo...

Jos, ¿Ahora en ves de darle al vino y a la birra le estás dando al aceite de girasol?

anonetoy dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.