13 feb. 2010

Redención


Muchos dicen que el tiempo lo cura todo. Pero para mí es cada vez más pesado. A esos les hablaría de las puntadas en la cabeza... Nadie te cuenta esa parte, ni te habla de la culpa que ahorca. Cómo se llena ese hueco. Si me levanto y no sé a donde estoy yendo. Desde lue

- Señor, ¿su boleto?

go, pasaron once años y esos ojos siguen viviendo en mi cabeza. Miran fijo y nunca, pero nunca, pestañean. A veces, como quien despierta de una pesadilla, me asusto al ver a un extraño en

- Disculpe, ¿le pasa algo?

el espejo. Presiento que esta gente que me mira sorprendida no entiende que el tiempo no cura un carajo. Llegado el momento, se empiezan a filtrar esas cosas que no se soportan. Por eso hablo solo como un loco, y no sé si ser consciente de eso es bueno. Al

- Perdón pero voy a tener que bajarlo.

menos así estoy más cómodo, porque nadie se sienta a mi lado. Entiendo que se pongan nerviosos, pero imaginen que yo debería sentirme peor al saber que estoy más cerca de mí que ustedes.

10 comentarios:

Merce dijo...

Hola!!! Hacia un tiempito que no visitaba tu blog! Me gustaron todas tus publicaciones nuevas!! En especial la del 31 de diciembre... el sentimiento del asiento de atrás es muy real.A seguir escribiendo! Beso!! Meche

Viku dijo...

¿Cuándo vas a colgar la charla que tuvimos el otro día? Mmmm...

La estoy esperando. Acordate de la promesa que hiciste.

Sergio dijo...

Qué título ese: "Redención". Cuando terminé de leer el relato me fui a dormir pensando en esa palabrita...

A veces tardamos una vida en conseguirla o no la conseguimos nunca, como el señor de este relato. Muy bien Anone.

Natilla dijo...

Excelente post Anonetoy! me encantó. Justo estaba teniendo un pensamiento opuesto al tuyo que la situación que vivimos en Chile nos hizo reflexionar: lo efímero de un minuto, que nuestra vida con su pasado y sus proyectos en un minuto se pueden ir...

Un abrazo

ANONETOY dijo...

¡Natilla, qué lindo saber de vos! ¿Ya volviste de Chile?

Abrazo,
Anone.

Julián dijo...

Dulcifican a su paso las estrellas del ominoso viaje. Claro, pensando en viajes, nadie piensa en la Ciudad Vieja como destino. Capullo retorcido. ¿Qué hay si nunca partimos?

(hoy compro coquita para ver si me siento mejor del estómago)

Natilla dijo...

Anone, no te inclui en los mails, perdon, lo voy a hacer. Me quedo en Chile hasta marzo de 2011. Un abrazo grande, cuentame de ti

ANONETOY dijo...

Agregame a la cadena así hablamos. ¡Beso grande!

Natilla dijo...

Anone vamos siga publicando que desde la distancia lo leemos...

Marta dijo...

Still alive? Que se te echa de menos, no te vayas a pensar que no se nota tu silencio... ;)