30 set. 2006

Muy interesante


Hay tres palabras que abren muchas puertas. Tire y empuje son dos de ellas. He descubierto empíricamente que la otra es el abracadabrabretesésamo de las que prefieren siempre pan de salvado; de las que tanto me dan y tanto me han quitado. Las mujeres.


Comprobé algo que es digno de ser publicado en la revista Muy interesante. Saludar a una chica con una cortesía es sumamente favorable para el comienzo del día femenino. Aumenta su autoestima y disminuye el estrés y tabaquismo en un 12 %. Como su día forma parte de nuestro día, indirectamente los hombres nos vemos beneficiados de este descubrimiento.

Pasos a seguir: esbozar una sonrisa semicircular prominente; levantar las mejillas; entrecerrar los ojos como quien saluda a una lamparita de 200 watts; y el ingrediente secreto:

-¿Cómo te va, PRECIOSA?

En casos de alerte roja recurrir al

-¿Cómo te va, MI ANGEL?

Algo que cae de maduro, no lo intente con su novia enfrente. Tampoco es recomendable abusar indiscriminadamente del término preciosa porque puede volverse obsoleto. Siempre asegúrese de que ellas se sientan únicas e irrepetibles (aunque no valgan un mango).

7 comentarios:

al nonino dijo...

Anonetoy, dejá de ver las novelas de Facundo Arana.

eimb dijo...

Y yo pensé que no podías ser más paloma...

Pobre loco dijo...

Gracias por los consejos. Los voy a aplicar en mi trabajo.

Al Nonino dijo...

Podrías sacar un libro: "Los consejos del Josa" -31 consejos útiles para relacionarse mejor con su entorno, uno por día y verá que puede-.

Ro dijo...

mmm tengo problemas, publique mi post en otro lado... en fin, sos todo un galan... (lastima q no se como transmitir el tono ironico por escrito...) nah, hablando en serio, confieso que pega bien esa jugada, pero ahora q la quemaste no te voy a creer mas cuando me lo digas! besitos nene

anonetoy dijo...

Yo sabía que cuando lo publicara iba a destapar el tarro y encolerizar a las seguidoras acérrimas de este blog (cri cri).

Pobre loco, más que al trabajo se aplica al laburo -en sus dos acepciones-.

Al, siempre por el lado de los tomates. Ya con las ovejas me sorprendiste, pero ahora...

Yas dijo...

a mi personalmente me gustó, tenerlo en cuenta ya es meritorio, aunque sea una farsa, juas.
Salu