24 abr. 2009

El Lector de El lector

El lector, P. 139:

"Hoy en día hay tantos libros y películas sobre el tema, que el mundo de los campos de exterminio forma ya parte del imaginario colectivo que complementa el mundo real. Nuestra fantasía está acostumbrada a internarse en él, y desde la serie Holocausto y películas como La decisión de Sophie y especialmente La lista de Schindler, no sólo se mueve en su interior, no se limita a percibir, sino que ha empezado a añadir y decorar por su cuenta. Por aquel entonces la fantasía apenas se movía; teníamos la sensación de que la conmoción que había producido el mundo de los campos de exterminio no era compatible con la fantasía".

Me detengo por un segundo y pienso en la literatura del holocausto que Eresfea recomendó y tuve la suerte de leer: Imre Kertesz, Elie Wiesel, Primo Levi, Viktor Frankl, etc. Otros tantos, como Tadeusz Borowski y Jean Amery, están en el debe. Quedan pocos escritores vivos que hayan presenciado la masacre y puedan depositar aquella experiencia en un libro nuevo. Algo me dice que la ficción nunca estará a la altura de esa realidad, por más que surjan películas excepcionales como La vida es bella y El niño del pijama a rayas.

3 comentarios:

Pollo dijo...

Me hiciste acordar que en casa tengo un libro del holocausto que me prestaste, jeje.

Después te lo doy.

eresfea dijo...

Anonetoy, a mí El lector no me gustó cuando lo leí. No me quitaba de la cabeza que eran dos brevísimas novelas en una. La novela encamada por un lado y la otra de reflexión teórica después. No sé si volverlo a leer para ver si cambio de opinión...

Una recomendación reflexiva: Más allá de la culpa y la expiación (de Améry).

anonetoy dijo...

Pollo: ¡&%$&%"$! Devolvelo.

Eresfea: Tomo nota.