6 set. 2009

Cubismo


Cruzo palabras con Gerardo mientras sus ojos se escurren hacia rubias, morochas o cualquier exponente del género femenino. Sigue a todos los culos que desfilan delante de su cara. De cuando en cuando hace una pausa, mira sin pestañear a una que cruza la calle, y retoma la charla como si nada. Lo curioso es que no disimula y tampoco se percata. Entonces le pregunto por esa tendencia. Él reconoce -con una pizca de vergüenza- que es baboso crónico. Sabe que es así pero no lo puede controlar. Le doy una palmada en el hombro para que no se aflija, porque tampoco es para tanto.

Dice, también, que le basta ver eso para hacerse una composición general de la mujer y determinar si es linda o no. A juzgar por lo que veo, diría que no es un depravado, sino un cubista. Y le explico: esa forma que tiene de mirar el culo por el todo, y de suponer las distintas facetas a partir de un punto de vista, permitió que la vanguardia cubista pudiera pintar en un mismo plano todo lo que sus mentes veían. Ahora su cara de preocupación muta; hasta empieza a sentirse orgulloso de su condición. Entiende, poco a poco, que sólo unos pocos tienen el don de la perspectiva múltiple.

De todos modos, aclara: "prefiero que me digas culista".

5 comentarios:

Romina dijo...

Al fin volvés a escribir, nene. Me hacía falta...

Creo que más que una perspectiva múltiple, el pibe este tiene una perspectiva muy limitada; como muchos otros.

Besote!

Marta dijo...

¡Jajaja! Efectivamente, la perspectiva es limitada y... recurrente. El texto, GENIAL.

PS.- leí tu consejo de Lobo Antunes. Increíble, me encantó. ¡Gracias!

anonetoy dijo...

Queridas, sabía que ustedes difícilmente entenderían la virtud de Gerardo... Es un incomprendido, jeje.

Y Marta, qué bueno que te haya gustado. Desde que lo regalé lo extraño mucho. El problema es que en Uruguay ya no se encuentra. Incluso hoy lo busqué en la feria del libro, pero nada. Voy a tener que ir a Buenos Aires...

Anónimo dijo...

Yo también soy incomprendido. Saludos.

Seba

martina dijo...

excelente!