17 ene. 2010

Círculo vicioso


- ¡Qué hacés!
- Che, cómo engordaste. ¿Tas yendo al gimnasio?
- Se me cae la cara. ¿Qué hago yo entre tanto cuerpo esculpido?
- Pero es tu salud. Si no adelgazás ahora...
- ¿Para que todos los espejos del gimnasio me recuerden que estoy gordo? No, gracias.
- Si sabés que te hace falta, andá.
- ¿Para que las minas se me rían en la cara? No, gracias.
- ¡Al revés, boludo!
- No me jodas.

5 comentarios:

Viku dijo...

Así me gusta. No podés dejar de escribir.¡Beso enorme!

Y el detalle de la foto con la panza "circular" está muy bien. El perfecto círculo vicioso, jejej.

..·: Anita :·.. dijo...

Hay que moverse! estamos en pleno verano, ahí se nota más ese círculo vicioso :)
Besos.

Natilla dijo...

Arriba Anonetoy! no dejes de escribir. Y siempre está el recurso de correr en la rambla, mejor, en la playa, o caminar rápido haciéndose el turista, así te evitas los espejos y los mirones. Un abrazo!

Anonetoy dijo...

Viku, vos siempre captando los detalles (hasta los que no son intencionales).

Anita y Natilla, entre no hacer nada y caminar como turista, prefiero no hacer nada. Es un tema de orgullo...

Emma dijo...

Qué simpático el/la persona que le hizo ver que está gordo. Con amigos como esos más le vale q se meta en el gym ya!

Pero es cierto, es una cuestión de salud también.